domingo, 8 de octubre de 2017

QUIENES SOMOS

Nosotros.
Somos una pareja que ofrece terapias y actividades para favorecer la salud holística.
Nuestra afinidad para la investigación y para el trabajo de todos los aspectos de la evolución personal nos ha facilitado que podamos avanzar juntos en este proyecto de vida desde el año 2004 y compartirlo con el propósito de acompañar en el camino del auto-conocimiento a quienes participan en las clases de yoga, en los numerosos encuentros y talleres, en los cursos del Desarrollo de la Conciencia, y en los de Sinergia Humana, así como a quienes asisten a las sesiones de Naturopatía y a las de Armonización.

Entendemos que el verdadero bienestar requiere de la estabilidad que surge cuando conocemos y trabajamos nuestras realidades físicas, emocionales, mentales y espirituales; y también creemos que para mantener esa estabilidad es necesario que las relaciones entre todas esas realidades sean coherentes y armónicas: desde una perspectiva holística.

Nos importan, investigamos y compartimos los conocimientos y experiencias sobre alimentación, complementación nutricional, terapias vibracionales, prácticas yóguicas, meditación, etc.

Es nuestra tarea diaria con nosotros mismos, nuestro servicio con los demás, y nuestro compromiso y forma de sentir la vida: Con Conciencia y Conscientemente.

Om shanti (Sea la Paz), Namaste (Saludo a todo lo que eres).
Mª Carmen y Javier

Mª Carmen Oliva.
Conocí el yoga en los años 90, de mano de un pionero en Málaga y gran maestro Enrique Moya, teniendo como referencia la escuela Sivananda. Alternaba mi práctica con la asistencia a talleres de otras modalidades con el fin de conocer diferentes estilos y puntos de vista del yoga.
Autodidacta hasta el día de hoy, me defino a misma como una alumna permanente de la vida.
Obtengo el título de profesora de yoga en la academia europea de naturopatía, homologada por la junta de Andalucía, en el año 2004, a partir del cual me dedico profesionalmente a la enseñanza del yoga.
Actualmente sigo mi formación de mano de los maestros Marta Moll e Isidro Gordi, en la modalidad de Yoga tibetano de corazón: una escuela clásica que mantiene intacta la sabiduría profunda del yoga.
En mis clases también imparto meditación: mindfulness y vipassana, sobre la que inicié mi formación con Enrique Moya y la continué con Isidro Gordi.
Entre los años 2003 y 2013 recibí diferentes cursos del desarrollo de la conciencia y de sinergia humana de la mano de mi maestro Javier Durán. Formación que me ha enriquecido notablemente las clases de yoga que imparto, ayudándome a acompañar al alumno de una manera más consciente.
Así mismo, tengo conocimiento y práctica de reiki, flores de Bach y alimentación macrobiótica.


Javier Durán.
Durante más de un lustro dediqué mi actividad profesional al mundo empresarial, dirigiendo y formando equipos entre otras funciones, hasta que en el año 1995 decidí cambiar el rumbo de mi vida. Para redireccionar mi ámbito profesional realicé el curso de metodología didáctica “formador de formadores” durante 500 horas, a partir del cual impartí diversos cursos financiados por la unión europea.
Fue en el año 1996 cuando conocí a mi maestro José Escamilla, del que recibí el primer nivel de “desarrollo de la Conciencia”, descubriendo un nuevo universo que conecta con lo más intrínseco de cada ser. Manteniendo el contacto formativo y humano con mi maestro, en el año 1997 recibo el segundo nivel del “desarrollo de la conciencia” en un retiro con apertura de chakras. A partir de entonces, y hasta el día de hoy, manteniendo la guía de mi maestro, me dedico profesionalmente a la terapia de armonización y a impartir los cursos de la conciencia que en su día recibí, así como talleres monográficos sobre la materia.
Para comprender el vínculo entre conciencia y salud, decidí estudiar el “curso superior de naturopatía” entre los años 1998-2000, de la mano de José Lozano, en Acena -academia homologada por la Junta de Andalucía-. A partir de entonces integro en la consulta la influencia de los aspectos físicos, mentales, emocionales, energéticos y espirituales.
Además, entre los años 2005 y 2007, elaboré e impartí diferentes cursos, talleres, seminarios de retiro y monográficos para la formación en terapias, alimentación y complementación nutricional a herboristas, terapeutas y profesionales de la salud, organizados por Soria Natural para toda Andalucía.
A partir de 2008, tras haber creado una literatura sobre mi investigación y conocimientos, comencé a impartir cursos y talleres de mi propio método “Sinergia Humana”, donde interactúan la práctica tradicional china, el eneagrama sufí y los chakras hindúes.
En la actualidad continuo con mi labor de consulta en el centro que comparto con mi esposa, mi compañera de camino personal y profesional, y mi maestra de yoga que le aporta armonía a la relación de mi cuerpo-mente cada vez que asisto a sus clases. Además de “Yentda” en Málaga, recibo consulta en la herboristería Artemisa de Córdoba y en Corpore Zen de Cabra. También continúo elaborando e impartiendo talleres relacionados con el desarrollo de la conciencia, y talleres y retiros en cohesión con Mª Carmen, donde aporto mis conocimientos en alimentación y diversas prácticas de armonización a los asistentes.




DATOS DE CONTACTO:
Mª Carmen Oliva. Tlf 630 442265.
Javier Durán. Tlf 696 361743. Profesional asociado 1844 a Cofenat.
AVDA. MANUEL GORRIA, 77. 29013 Málaga


(Las actividades y recomendaciones que realizamos no sustituyen la visita ni la prescripción médica)












jueves, 5 de octubre de 2017

CAMINOS HACIA EL SER. TALLERES 2017-18

✨CAMINOS HACIA EL SER✨
Namaste.
Te presento un programa bimensual de talleres muy aplicables a la vida cotidiana.

Están inspirados en 3 cursos que elabore para los alumnos que finalizaban el segundo curso del desarrollo de la conciencia.

Cuento contigo si sientes vivir estos  prácticos trabajos espirituales, conscientes y energéticos.

La aportación en cada taller es de 20 €.

Te iré avisando en cada uno de ellos si me confirmas que te interesan.

Serán en Yentda, Málaga.

Te adjunto el programa.

Un abrazo y mucha Luz para ti 🙏🏼💫

lunes, 18 de septiembre de 2017

CICLO DE TALLERES DE ALIMENTACIÓN

Alimentación en los 5 tránsitos.

SEGUNDO TALLER : Sábado 11 de Noviembre. 


Este curso lanzamos una original y aún más práctica propuesta, que consta de 5 talleres, uno por cada tránsito según la tradición china- taoista.
En cada taller expondremos la naturaleza de cada tránsito, su influencia en las tendencias fisiológicas y emocionales, los alimentos benficiosos, recetas y trucos para elaborar estos alimentos, así como contaremos con Millan Caño para que elabore deliciosos platos para degustarlos.

Si quieres más información, ya sabes, contacta con nosotros.

Un abrazo y mucha Luz para ti.
M° Carmen y Javier.

jueves, 14 de septiembre de 2017

miércoles, 10 de mayo de 2017

CAMINANDO CONTIGO

MAYO, 2017

Caminando contigo, aprendo de ti.

Caminando contigo, escucho con ternura las palabras que nacen del ego porque están condicionadas al sufrimiento, escucho con alegría las palabras que no juzgan ni aferran porque nacen del Ser.

Caminando contigo, recuerdo que mi maestro es mi refugio porque me facilita mantener mi Conciencia en una vibración más elevada y compartirla contigo.

Caminando contigo, empatizo con tus dificultades porque yo también las he vivido o las vivo y refuerza mi humildad.

Caminando contigo, también lo puedes decir y hacer tú.

Siento la respiración y al exhalar voy calmando y aflojando mi cuerpo, a continuación sereno mi mente. Así, comienzo a percibir desde mi espacio interno, el que observa sin juzgar y desde el cual puedo conectar con un estado más real y estable en mí mismo, un estado en el que las sensaciones no están tan condicionadas a los argumentos que genera mi mente egoica, un estado en el que puedo estar caminando contigo.


Javier Durán

lunes, 6 de marzo de 2017

EXPERIENCIAS DE YOGUIS Y YOGUINIS EN YENTDA.




Namaste.

Abrimos esta sección en la que algun@s yoguis y yoguinis que practican en Yentda nos cuentan lo que les aportan el yoga y la meditación.


Agradecida. Om shantí.
Mª Carmen Oliva

De Magdalena Gómez. Grupo de las 20.00, y grupo de las 19.00:
¿QUÉ ES PARA MI EL YOGA?
Esta pregunta tan simple, merece una larga y profunda reflexión
Para empezar el yoga para mí, junto con la naturopatía y sinergia, va unido a siete años de experiencias y vivencias vitales: muerte de seres queridos y no tan queridos que formaban parte de mi existencia, separaciones, cambios de lugar de trabajo, forma de vida...
Mis maestros en este camino: Javier y M. Carmen. Siempre agradecida a ellos.
Ha sido un exhaustivo y difícil camino que ellos me han ayudado a conducir y facilitar a lo largo de este tiempo.
No olvido a mis compañeros de yoga (voy a obviar el -as/-os que nos diferencia tan habitualmente) que con su saber, han sido punto de apoyo, comprensión y alivio en mis avatares.
A unos meses del comienzo de mi práctica de yoga en “YENTDA”, (septiembre de 2010) M. Carmen nos pidió que escribiésemos sobre lo que era el yoga para nosotros. Yo escribí lo siguiente entre enero y febrero de 2011:

Namaste:
Hasta esta palabra era nueva para mí en septiembre cuando comencé en YENTDA. No era nuevo el yoga, porque ya lo practiqué en otro centro (lo dejé durante seis años, después de practicarlo dos) Pero sí era nueva la proyección, el concepto y visión de la práctica en Yentda
¿Qué fue lo que cambió o empezó a cambiar en mi vida con el yoga? Pues yo: empiezo a ser consciente de mis cambios de humor o mi reacción ante algún dicho o acontecimiento, a relajar la tensión, la respiración....

Casi siete años después el yoga para mí es una herramienta de trabajo personal que me aporta flexibilidad, serenidad y conocimiento de mí misma. Me proporciona recursos para relajar, gestionar y conducir las emociones y sentimientos. Soy más consciente de mis capacidades, limitaciones, cualidades, errores y aciertos.


Marina. Grupo de las 18.00:
 Julio de 2010
"En octubre van a ser tres años que asisto a clases de yoga. Empecé porque tenía molestias físicas, aunque también sentía mucha curiosidad sobre la relajación. Poco a poco mi cuerpo físico fue adquiriendo elasticidad y soltura hasta un punto impensable para mí, pero no solo he mejorado a nivel físico sino también a otros niveles.
He aprendido a perdonar y a perdonarme a mi misma, a no sentirme mal si alguien no me corresponde como yo espero que lo haga, a saber decir No cuando quiero decir  No.
Procuro pensar en positivo y me está dando muy buenos resultados, aunque no es fácil procuro llevar a mi vida diaria todo este aprendizaje. La práctica del yoga me ha hecho reflexionar sobre muchas cosas.
Ahora soy más consciente y comprendo cosas que antes no entendía, me encuentro más fuerte para superar los problemas que el destino me ponga en mi camino. Mi mente “simiesca” –como dice mi maestra Mª Carmen- ya no va de rama en rama, está donde tiene que estar, en el aquí ahora, o al menos lo intento. Me siento más ligera no solo de cuerpo, también de mente, es como si me quitara un gran peso de encima.
He aprendido a ser más tolerante con los demás y conmigo misma, a no preocuparme tanto por las cosas porque ello me causa mucha ansiedad.
El yoga me ha ayudado a mejorar en todos los niveles, físicamente, emocionalmente, mentalmente y espiritualmente.


Mª José Sánchez:
Julio de 2010 
EL LADO SERENO DE LA VIDA
La vida es difícil. Esta es una de las grandes verdades que aprendemos “viviendo”. Así, estamos felices por haber terminado finalmente nuestros estudios y ya nos tenemos que enfrentar al problema del paro.
Disfrutamos una tarde con los amigos y al salir del bar nos torcemos un tobillo… En fín, que la vida nos muestra dos caras, una más agradable y otra no tanto.
He ido aprendiendo que estos dos lados de la vida son importantes, pues así crecemos espiritualmente, ampliamos los límites de nuestro Yo. Así, el hecho de vivir con estrés, de pasar múltiples jornadas bajo el dictado del reloj, me ha hecho valorar cada vez más el lado sereno de la vida. Y aquí es donde juega un gran papel el yoga y las clases con nuestra querida maestra Mari Carmen.
Frente a momentos de tensión, de correr, de hacer varias cosas a la vez en el menor tiempo posible, veo nuestras tardes en las clases de yoga donde el reloj parece quedarse mudo y el tiempo y las prisas no importan. Nuestra espalda está erguida, la respiración es profunda y relajante, la conversación y el encuentro cercano y afectuoso. La mente se aquieta (o casi) en la meditación, la concentración y el sudor afloran en las distintas asanas, las energías positivas se unen en la recitación de mantras. Pero sobre todo, está el aroma positivo, amoroso y sencillo que nos envuelve en todo este trabajo personal. Es el trabajo de nuestra maestra y la lección que podemos aprender para nuestras vidas cotidianas.


Rosa María Cano. Grupo de las 20,00:
Julio de 2010
Vivimos en un mundo estresado, todo son prisas, carreras, exigencias, agobios… lo que equivale a ansiedad ¡que rollo! Si además has tenido una vida complicada, unas experiencias que te han ido marcando, y para colmo tu trabajo te hace vivir situaciones diarias de tensión, terminas la semana agotada, como era mi caso.
Había probado actividades lúdicas y deportivas como: natación, gimnasia de mantenimiento, gimnasia pasiva, aerobic, flamenco, bailes de salón, circuito de máquinas en gimnasio tradicional, danza del vientre… hasta que ¡por fin! Dí con lo que andaba buscando, EL YOGA.
Probé varios meses en otros centros de Yoga, pero el yoga que yo necesitaba lo encontré con Mª Carmen Oliva; es realmente lo que yo demandaba, una actividad física que hiciese dos funciones: una mantenerme bien físicamente y otra encontrarme mejor anímicamente; pero todo ha ido mucho más lejos, porque el tipo de yoga que practicamos es también espiritual, es ir más adentro y sacar todo lo bueno que tenías escondido dentro de ti y ni tu misma sabias que lo tenías, es darte cuenta poco a poco de cómo te ha ido cambiando el día a día, en el trabajo, con tu pareja, en la familia, con los demás, y ves que está variando el modo de enfrentarte a las dificultades que encuentras en tu camino, y sientes una gran satisfacción personal cuando eres capaz de afrontar con fortaleza cosas y situaciones que en otras épocas vividas era impensable que las superases y ahora lo estás haciendo.
Todo esto me hace reflexionar sobre ¿qué me ha aportado el yoga? además de lo dicho.
En primer lugar me ha enseñado a respirar bien, a controlar mi respiración, a poder sentirla en diferentes partes del cuerpo, a centrarme en ella, y esto me ha ayudado a sobrellevar momentos tensos, a conciliar el sueño en noches complicadas, a contar hasta cinco antes de tener una reacción impulsiva…
Soy capaz de centrar mi atención en el aquí y ahora, en lo que estoy haciendo en ese preciso momento y eso para mí es un triunfo, al tener una constante agitación mental que no descansa ni durmiendo.
Además me estoy iniciando en la impresionante experiencia de la meditación, tanto activa como pasiva y ese es un mundo lleno de estímulos, de sensaciones nuevas, que abre tu mente hacia un conocimiento desconocido hasta entonces.
También he mejorado mi postura, la flexibilidad, ha sido un verdadero logro este encuentro.
Me ha dulcificado el carácter, he olvidado de algún modo mis problemas y preocupaciones, y estoy en una fase de buscar lo positivo de las cosas y no sólo lo negativo, porque si miras a los lados siempre ves a alguien peor que tú, así que es más reconfortante ser agradecida por lo que se tiene y seguir aprendiendo de la vida.

Además el yoga me está cambiando tanto por dentro como por fuera, me está enseñando a observarme a mí misma, a los demás y a todo lo que me rodea; ahora analizo cómo actúo y por qué y lo que siento, pues me he dado cuenta que aprendo de mis propios errores y así puedo mejorar y coger las riendas de mi vida para conseguir ser cada vez mejor persona."


De Alberto Peña. Grupo de las 9,30


Mi maestra de yoga me preguntó hace poco sobre que me aportaba el yoga y a mi parecer es una magnífica pregunta. Así pues vayamos por partes.
Para empezar me ha permitido conocer una disciplina sobre la que pulula un desconocimiento bastante severo. Una disciplina que permite encontrar el, tan ansiado y difícil de alcanzar, equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu.
El yoga me ha aportado el ser consciente de las capacidades de mi propio cuerpo para así poder, día tras día, ir un poco más allá sin forzarme o hacerme daño.
El yoga me ha aportado la capacidad de alcanzar una paz mental y una serenidad como pocas veces he tenido en mi vida, dejando atrás tormentas y sufrimientos innecesarios.
El yoga me ha aportado una serenidad emocional, así como las herramientas con las que mantener o recuperar dicha serenidad.
El yoga me ha aportado el acercarme a toda una rama desconocida y fascinante de disciplinas mentales, emocionales y filosóficas que han mejorado mi vida y que no habría podido conocer de otro modo.
Aunque la principal aportación del yoga a mi vida es, sin lugar a dudas, el poder disfrutar de mis seres queridos en paz y armonía.

Alberto Peña.


viernes, 24 de febrero de 2017

A LOS USUARIOS DE NATUROPATÍA

Gracias por su confianza.
El texto que le invito a leer es para que haga un uso adecuado de los protocolos y prácticas que le propuse en su visita.

¿QUE OBJETIVO TIENE LA NATUROPATÍA?
La Naturopatía procura maximizar sus propias capacidades de bienestar – físicas, mentales y emocionales-, por lo que se valoran diversos aspectos de sus comportamientos (higio-dinámicos) que pueden estar sosteniendo sus padecimientos e incluso construyendo tendencias a nuevos padecimientos. Por tanto, mi labor no tiene nada que ver con la práctica de la medicina alopática.
(Para una información más amplia puede leer otros artículos de este blog)

¿QUE ABARCA EL PROTOCOLO Y LAS PRÁCTICAS QUE PROPONGO?
Para lograr el objetivo anteriormente expuesto, procuro:
-Nutrir aquellas carencias que usted pudiera presentar.
-Drenar o detoxificar aquellas sobrecargas que usted pudiera presentar.
-Equilibrar los comportamientos fisiológicos y los mecanismos de restablecimiento (homeóstasis) que puedan estar potenciando una salud insuficiente.
-Recomendar los alimentos y complementos herbarios y biocatalizadores que requiera para favorecer la acción de los tres propósitos expuestos anteriormente.
-Proponer aquellas prácticas higiénicas que le favorezcan.
-Aplicar técnicas de relajación, de energetización, o de ayuda emocional que pueda necesitar.
Para lograr el objetivo, deberá cumplir con las cantidades, las formas y la frecuencia de los alimentos y complementos, así como de las prácticas y técnicas recomendadas en el protocolo.

¿POR QUÉ SE CITA A UNA SIGUIENTE REVISIÓN EN UN TIEMPO DETERMINADO?
Cuando determino la fecha de la siguiente cita, he de tener en cuenta:
-El grado de cronicidad o de situación aguda que usted presenta, tanto en sus padecimientos como en los desequilibrios o tendencias en los que se sostienen.
-El momento de la estación en la que nos encontramos y como puede influirle el siguiente cambio estacional.
-El momento personal o influencias de estrés que está viviendo.
Estos motivos -y otros menores- inducen a que la eficacia del protocolo dependa de que se realicen reajustes en un tiempo aproximadamente determinado. Por tanto, tal y como se comprueba en muchos casos, al retrasar su cita suele disminuir -incluso anular- la eficacia del protocolo.

¿CUANTO TIEMPO SE ES USUARIO DE NATUROPATÍA?
Desde su libre elección, puede ser usuario hasta que se maximicen sus propias capacidades para incrementar su bienestar, así como puede seguir asistiendo a visitas periódicas -que habitualmente son en cada estación- para seguir manteniendo un estado óptimo de salud ante las nuevas circunstancias y cambios de la vida.
Es una opción de vida.

¿SON USUARIOS DE NATUROPATÍA QUIENES SE AUTO RECOMIENDAN O SON RECOMENDADOS POR INTERNET O POR EL DESPACHO EN UN HERBOLARIO?
Aunque sí son consumidores, el mero hecho de consumir productos herbarios y biocatalizadores similares a los recomendados en su visita no es sinónimo de estar recibiendo un protocolo correcto para mejorar su bienestar ante sus padecimientos, y menos aún para estabilizar los desequilibrios en los que éstos se sostienen, aunque esté siendo despachado por un naturópata. 
Una adecuada recomendación naturopática se hace a partir de un estudio y consideraciones que en la media de los casos se acerca a los 60 minutos, observando detalles y valoraciones que requieren inevitablemente ese tiempo, a lo que debe añadir que muchos casos requieren un análisis y estudio adicional tras la visita antes de definir el protocolo. Además, esta labor conlleva una asistencia entre las visitas por aquellas dudas o cambios que puedan surgir.
Por tanto, evidentemente no son usuarios de naturopatía.

ANTES DE INTERRUMPIR SU PROTOCOLO, TENGA EN CUENTA:
            -Antes de interrumpir o disminuir el protocolo por diversas causas, como la aparición de un padecimiento distinto, un viaje, un nuevo medicamento prescrito, etc, por favor, llámeme o envíeme un mail para que pueda valorar la situación y proponerle aquellos cambios que fueran necesarios o incluso avisarle si debe abandonar o no alguna recomendación.

USTED DEBE SABER:
Le atiendo como PROFESIONAL PARASANITARIO, aplicando Técnicas o Terapias Naturales catalogadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Unión Europea (UE) como “medicinas complementarias alternativas o no convencionales”, a través de las cuales usted puede obtener importantes beneficios físicos y psíquicos. Las Terapias Naturales que aplico no sustituyen ni excluyen la atención o el tratamiento farmacológico convencional prescritos por profesionales sanitarios.
La atención y servicios prestados son manifestación y ejercicio de libertad y responsabilidad personal, por lo que pudiera requerir su consentimiento escrito. Sus datos personales son tratados en la forma prevista por ley orgánica de protección de datos de carácter personal (LOPD), pudiendo ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición.
Estoy asociado a APTN-COFENAT, “Asociación de Profesionales de las Terapias Naturales”, cumpliendo con las normativas correspondientes. La actividad económica que desarrollo se ajusta a lo dispuesto en el Real Decreto Legislativo 1175/1990, relativo al Impuesto de Actividades Económicas: actividad profesional de servicios de naturopatía, epígrafes grupo 944 anexo 1º agrupación 84 grupo 841, con las correspondientes obligaciones, incluido el IVA, que es del 21%.



Javier Durán León

miércoles, 15 de febrero de 2017

ARMONIZACION

Casi veinte años armonizando me ha demostrado que las sensaciones y los resultados están más allá de la comprensión de los fenómenos. Y también me ha demostrado que, si una sesión es beneficiosa por si misma cuando la persona está receptiva, recibirla con la asiduidad adecuada incrementa su eficacia estabilizando las capacidades personales y facilitando el encuentro consciente con nuevos estados de conciencia más evolucionados.  

Cuando armonizas te dispones a acoger sin juzgar, a escuchar, a empatizar con la dificultad del otro, a descubrir sus cualidades, a motivar y a sugerir nuevas perspectivas -según sea su potencial-  para que encuentre su propia fuerza interior con la que resurgir de los conflictos que hasta ese momento le tenían bloquead@ o con la que descubrir aspectos más lumínicos de si mism@.

Y ¿cómo lo vives?

Tumbad@ y arropad@ en la camilla, con cuarzos sobre algunos chakras, oliendo a incienso mezclado con esencias que se han rociado sobre el cuerpo, los ojos cerrados para abrir el ojo interno…

Sientes la vibración de sonidos tan mágicos y particulares como los que producen los cuencos tibetanos y los de cuarzo, y los mantras cantados o recitados -que son como una canción de cuna para el alma- te sumergen en una paz que traspasa el cuerpo y te disponen a silenciar el agobiado discurso mental.

La energía universal transita y llega a las manos del armonizador, conectando con tu propia energía y favoreciendo el reencuentro con tu maestro interno y su poder, el que incrementa las cualidades que te pertenecen por naturaleza.

Atiendes una relajación guiada y escuchas integrando la experiencia de una meditación especialmente elaborada para ti, con la que reconduces tus conflictos desde tu espacio de clara Luz, lo más cerca posible de tu cielo interno.

Solo esto es lo que te puedo decir sobre lo que sucede en una armonización, porque lo más importante no se puede explicar, sucede en ti, más allá...

Mucha Luz para ti.
Javier Durán




lunes, 15 de febrero de 2016

EL YOGA QUE PRACTICAMOS EN YENTDA


LA ESCUCHA DEL YOGA

En el silencio aprendo a escuchar.

Y en la quietud de la postura mi cuerpo me habla: las articulaciones me dicen que sea más flexible; músculos, tendones y ligamentos me susurran: estira - contrae, yin - yang. La fuerza y la suavidad actuando al unísono.

Observo, tomo consciencia, sigo escuchando.

Percibo la entrada y la salida del aire en mí de una manera agitada. Pero a medida que avanza la clase la respiración se torna calmada y serena, expandiéndose por todo mi cuerpo, sintiendo su efecto sobre mi mente cada vez más relajada.

Observo, tomo consciencia, sigo escuchando.

Aparecen las emociones y noto como su energía envuelve mi cuerpo, agitándolo o relajándolo.

Observo, tomo consciencia, sigo escuchando.

Me doy cuenta que mi atención no está en la postura, mis pensamientos me han llevado lejos y me digo cariñosamente “aquí y ahora, vuelve”, y manteniendo mi atención en las sensaciones del cuerpo comienzo a fluir con la respiración.

Observo, tomo consciencia, sigo escuchando.

En este estado sereno, surge en mí el agradecimiento hacia mi maestra de yoga y hacia todos los maestros de los que aprendí y sigo aprendiendo. Los tengo presente.

Observo, tomo consciencia, sigo escuchando.

Siento cuerpo, respiración, emoción y pensamiento fluyendo en el momento presente, conectándome con algo más profundo.

Observo, tomo consciencia, sigo escuchando.

Percibo el estado unificado del “yoga”, todas las partes en mí actuando al unísono, disolviéndome en la totalidad del universo.

Y en completa hermandad con todos los seres. 

Expando y comparto.

Mª Carmen Oliva.

Yentda



"Amabilidad"
Sinónimos:
Cordialidad
Gentileza
Afabilidad
Cortesía
Dulzura

La actitud amorosa de la amabilidad va más allá del mundo de las formas. A través de ella desarrollamos sensibilidad hacia el otro.
Cuando practicas la amabilidad aprendes a considerar, a tener en cuenta al prójimo.
Todos en algún momento nos encontramos encerrados en nuestro pequeño ego, entonces dejamos de ver a los demás. "Si no los vemos es como si no existieran".
Es importante que reconozcas cuando estás en ese estado de separación y que seas consciente de como le afecta a los demás . Por eso es fundamental que tengas presente al otro, que lo veas, que le des existencia.

DESDE LA CONCIENCIA DE MI SER UNIDA A LA CONCIENCIA DE TODO LO QUE ES, LO QUE ME CONECTA CON MI PRÓJIMO ES... TE VEO.

¡¡¡¡Que bonito es este saludo de una tribu africana!!!!:
SAWABONA. Que significa: "Yo te respeto, yo te valoro. Eres importante para mi"
Y su contestación:
SHIKOBA. Que significa: "Entonces yo existo para ti"


Reflexión: "Queremos cambiar el mundo, pero a veces un cambio en nosotros nos parece un mundo"


Namaste
"Mi alma saluda a tu alma"
Mª Carmen (YENTDA)



EL YOGA QUE PRACTICAMOS EN YENTDA

Observando nuestro movimiento interior, sintiendo nuestra música...

Un saludo al espacio con un toque de campana nos hace recordar el sitio al que entramos.
Yentda te recibe en un espacio cálido y confortable, propio para que te instales en el aquí y ahora. Es un momento para ti, para desconectar y escucharte. Cada sesión es una invitación al auto-conocimiento , a la serenidad, a equilibrar las energías y a tener un cuerpo más fuerte y más flexible.
¿Comenzaremos con?
Tratak (atención a la vela)
Toma de consciencia del aquí/ahora.
Tai chí.
Una pequeña meditación.
O algo nuevo. Vamos cambiando.
Seguimos con una serie de asanas:
Observo, percibo, siento.
La quietud de la postura es una invitación a ir hacia dentro, relajo y estiro un poco más. Parece mágico!!! Sin forzar, solo con el abandono en la postura nos damos cuenta de como avanzamos en las asanas de elasticidad; y sentimos como nos vamos haciendo también más flexibles por dentro.
El yoga tiene esta magia, cuando trabajas una parte redunda en las demás.
Llega el momento de practicar pranayama (técnicas de respiración).
¡¡Parece increíble como podemos jugar con la respiración!! Llevándola aquí o allá obtenemos resultados diferentes y comprobamos como se beneficia nuestro organismo con esta práctica. Algunos recuerdan que antes de practicar yoga nunca habían prestado atención a su respiración.
Pasamos a realizar alguna vinyasa, que son asanas encadenadas que interactuan con la respiración. Pasamos de asana en asana, inhalando y exhalando, creando una maravillosa fluidez en el movimiento.
Os recuerdo: sonríe, relaja el gesto; y es estupendo ver la luz que se asoma a vuestra cara al sonreír.
Quizás practiquemos algún bhanda. Estos cierres nos ayudan a reconducir la energía, nos hace sentir muy bien.
Te recuerdo: espalda recta, ombligo hacia adentro. 
Y seguimos la clase.
Quizás hoy toque reflexionar sobre algún tema. Ya hemos hablado de chakras, medicina china, alimentación, emociones, hoponopono, el camino de en medio, la compasión, etc.
Y poco a poco vamos llegando al final de la clase. Percibo el cambio que habéis experimentado, ahora más relajados y más centrados.
Pasamos a los movimientos de la pelvis. ¿Tocará leer un cuento?
Por último el merecido Savasana. La relajación nos transporta a un merecido descanso. Permitimos que la música fluya a través de nuestro cuerpo y la armonía que experimentamos nos prepara para entonar el mantra de despedida, compartiendo la Unidad que somos, resonando a coro con el universo.

Mª Carmen (Yentda)



jueves, 11 de febrero de 2016

LAS CINCO TRANSFORMACIONES. "INVIERNO"

Las cinco transformaciones se producen por los movimientos que se generan en la naturaleza transitando las estaciones. Cada estación demanda un mayor esfuerzo a terrenos y sistemas fisiológicos concretos, nos facilita una tendencia emocional en particular y nos ofrece alimentos propicios para mantener una mejor salud.

Espero que las explicaciones y propuestas de este articulo te sirvan de apoyo para que camines en la transformación constante que la vida te ofrece.
Mucha luz.
Javier Durán



INVIERNO: LA ENERGÍA QUE INICIA LA ACCIÓN 
Febrero, 2016

Comienza la apertura. Finalizan la sequedad y la tristeza. Llegan aguas y los días se alargan al aumentar las horas de luz solar, iniciándose un nuevo ciclo de vida.
Comienza la expansión desde el interior. La energía situada en la raíz de las plantas ha finalizado su descenso y retiene el agua para iniciar el nuevo ascenso que florecerá en la siguiente estación. La tradición china interpreta que el movimiento “agua-invierno” ocupa en la dinámica de los seres vivos el “reino de la actividad de la vida”, de forma que una tendencia de debilidad en su energía es sinónimo de una “deficiente actividad de la vida” o una deficiente valentía, que -a su vez- es sinónimo del miedo.
Esta energía sutil del elemento agua se encuentra en lo más profundo de ti, se acabó el descenso. Y es metafóricamente el lugar del resurgimiento en el ave fénix que todos llevamos dentro. Es el espacio vital en el que se esconden tanto tus miedos como tu valentía para caminar siendo consciente de esos miedos. Es la conexión vital que contiene la información de tu “cielo anterior” que contiene tu inconsciente, los registros de tu karma y vidas pasadas, y tu genética heredada. Es el espacio vital que ocupa la información de las sensaciones como gestante, lactante, niño y adolescente. Es todo aquello que te condiciona de forma autónoma y que requiere la atención necesaria para ser gestionado.
Dice Lao Tse que “el mejor de los hombres es como el agua; el agua beneficia a todas las cosas y no excluye a ninguna, se coloca en todos los lugares que otros desdeñan y se acerca así al tao”. Según tu propio estado de Conciencia determinarás tus intenciones, y las lograrás según la fuerza de “tu propia agua”: es el camino que quieres recorrer hacia tu propio destino. Esa determinación requiere de la valentía necesaria para dirigir tu vida hacia tus ideales, siendo ecuánime entre tus capacidades y tus acciones, entre sus propios criterios y los ajenos. Hablamos de una valentía consciente y en equilibrio.
El invierno es un momento crucial en el que fallece lo antiguo y se gesta lo nuevo, representa la oportunidad que te ofrece esta singular vida cohesionada con nuestro planeta, y que -al igual que sucede en toda la naturaleza- nutres lo más profundo, la raíz, para germinar nuevas energías en una renovada vitalidad física y sutil, en los nuevos proyectos, en la mejora de tu camino. Llegará la primavera, y deberás mirar que hiciste en el invierno para comprender los porqués. Pero solo es una oportunidad, aplicarlo depende de ti.
Es un buen momento para que recibas aquellas terapias que te faciliten el “reencuentro con lo no resuelto” y te aporten herramientas activas para que sanes lo que estaba bloqueando tu redención.
En Sinergia Humana vinculo el elemento invierno-agua con Muladhara (primer chakra)  y Svadhisthana (segundo chakra). Muladhara es la base, la raíz que contiene todo lo que será, como es la gestación, frágil y poderosa al mismo tiempo. Y Svadhisthana el perfil que presentas al mundo, la adolescencia, con su afán de ser reconocido y su vergüenza fruto de la inseguridad.
Si de alguna forma te predomina la intersección asociada a Muladhara sufrirás más los rigores del Invierno, y se te acentuarán el friolerismo, los miedos y fobias, las molestias lumbares y osteo articulares en general, una mayor frecuencia urinaria, así como una cierta cronicidad en la debilidad inmune con gripes y resfriados frecuentes.
Los alimentos propios de la estación, así como un consumo habitual de legumbre azuki, de trigo sarraceno y de algas, cafés de malta, infusiones de grosellero negro, enebro y tomillo, así como los extractos de auténtico ginseng coreano Ill wa o similar, pueden generarte bienestar. Y, por supuesto, los complementos propios de aquellos padecimientos que te acompañan, destacando la oligoterapia asociada de alimentos ricos en cobre, oro y plata, reguladora de la diátesis IV (conjunto de síntomas) según la escuela francesa, y que coincide con esta intersección de  Muladhara.
Es importante que armonices las tendencias emocionales asociadas, o como digo en Sinergia Humana “redimir las desarmonías”, ya que son interdependientes con las tendencias del comportamiento fisiológico, de forma que un estrés no gestionado y prolongado acentúa tus padecimientos físicos, una fobia no resuelta desde la capacidad redentora de la Conciencia también acentuarán tus padecimientos físicos, y también los conflictos no resueltos y que arrastres desde tu infancia o/y tu adolescencia y que te produjeron inferioridad.  
¡Armonizate!

Mucha Luz para tu camino.
Javier Durán






OTOÑO: CAMINA HACIA LO PROFUNDO
Octubre de 2015

Caen las hojas. El crecimiento de las plantas se produce en sus raíces que son nutridas por los elementos y la energía que está en las piedras, en el subsuelo, en lo profundo.
El otoño actúa como un revulsivo natural porque la naturaleza se prepara para la dureza del invierno. Este proceso repercute en tu organismo y favorece sensaciones como el cansancio, el desánimo y la tristeza, máxime si te afecta la disminución de la intensidad y la duración de la luz solar. Te repercute aunque te creas ajeno a los tránsitos estacionales, ya que en toda la naturaleza -de la que eres parte- es momento de retracción, de ir hacia dentro, de caminar hacia lo profundo.
Vives una cualidad cuando caminas hacia lo profundo de tu naturaleza humana: la introspección. Esta, que también es una actitud emocional, tiene “mala fama”. Pero debes comprender que en la introspección encuentras tu “serenidad consciente” como expresión o actitud favorable, evolucionada. En cambio, si lo que vives es una actitud depresiva estaríamos hablamos de que estás en un estado de introversión, un estado desfavorable.
Una correcta introspección es necesaria para que logres una consciente capacidad de trabajo y una serena valentía. No hay violencia, y si hay acción consciente, o como dice el Tao: una serenidad gozosa. Sin introspección no hay paz, eso lo sabes bien si practicas la meditación.

El yoga es una práctica que refuerza la atención consciente en cada una de sus asanas, y te aporta el equilibrio necesario para profundizar en la meditación. El estado que puedes alcanzar tras una sesión bien dirigida y bien aplicada por ti es el de la serenidad gozosa, sonriente.

Según "Sinergia Humana" el otoño está especialmente vinculado con Vishuddha (quinto chakra), que tiene como máxima virtud "el Entendimiento que está más allá de las apariencias y propicia la palabra Sagrada". La introspección es fundamental para que alcances -aunque sea un poco- ese entendimiento, y para hablar desde la serenidad sin que caigas en el descrédito, en la crítica dañina y en los cotilleos conscientes o inconscientes a los que tanta prensa rosa y redes sociales nos incitan.
Estos días en los que te puede apetecer la mesa camilla y estar en casa, son ideales para darte un ratito diario en el que contemples conscientemente y profundices más allá de las apariencias en aquellos conflictos que estás resolviendo y en los que tienes pendientes de resolver, de sentirte libre de los argumentos que te tienen bloqueado y liberarte de tantas razones de peso que te impiden seguir tu camino, y no el de tu ego ofendido o frustrado. No es entristecerte, es “medita para ser feliz, porque la alegría surgirá desde tu interior si eres consciente de tus intenciones y las ajustas a tu Conciencia”.
Es cierto que en otoño se pueden incrementar los sentimientos de tristeza, ya que se pueden agudizar tus recuerdos y las experiencias difíciles que hayas vivido. La tristeza si es básica no es negativa, ya que es una oportunidad para contemplar y resolver, por lo que la conviertes en inicio en el camino de la introspección. Cuando trabajamos la Sinergia en consulta comprobamos, la persona afectada y yo, que estos pasos suelen llevar a rescatar el timón de la vida, con un nuevo brío y sereno entusiasmo.
Si tu tristeza contiene signos más profundos y has probado distintas terapias sin resultado, hay que profundizar en los desequilibrios, restablecer y mantener tus ejes fisiológicos debilitados y realinear tu emoción y tu Conciencia con un plan de sesiones de armonización.

Si tienes una ligera tendencia a la tristeza que no te inhabilita para tus quehaceres diarios puedes mejorar tu estado de salud por medio de la alimentación, valorando que:

-Si la leve tristeza es crónica y siempre tienes poca energía, te beneficiará el consumo de mijo, trigo sarraceno, jengibre, cebolla, vegetales rojos, uva, albaricoque, perejil, nueces y si no sufres hipertensión, las infusiones de romero, regaliz y tomillo.
-Si la leve tristeza es melancólica, que permanece desde un trauma que cuesta superar y te sientes con cierta inquietud en el cuerpo y en el sueño, cierta fatiga y te afecta el frío, lloras y te irritas con cierta facilidad, te beneficiará el consumo de arroz integral, maíz, mijo, salvado de trigo, higo, papaya, manzana, apio, calabaza, perejil, y los macrobióticos alga kombu, shitake, azuki y tofu. También puedes tomar infusiones de angélica, nogal, espino blanco, y puedes añadir regaliz si no sufres hipertensión.
-Si la leve tristeza no puedes expresarla como la sientes y eso te lleva a sentir frecuentemente una leve agitación, alterada distracción, agobio en la garganta y enrojecimiento en la cara, y a veces estando a solas sientes cierta melancolía, te beneficiará el consumo de mijo, cebada, sésamo negro, germen y salvado de trigo, pera, caqui, higo, limón, las verduras redondas de raíz, tomate, germinados, perejil, menta, shitake y tofu. Infusión de un buen te verde añadiéndole  malvavisco, salvia y sauce.
Estas recomendaciones no sustituyen ningún tratamiento que estés tomando, y –en todo caso- consulta su conveniencia o no.

Posiblemente sabrás que desde mi perspectiva de Sinergia Humana, siempre es necesario armonizar las tendencias de comportamiento fisiológico, la conducta emocional y la Conciencia; ya que son interdependientes. Cuando estas tendencias se agudizan en otoño -lo que significa que tienen cierta importancia en la Sinergia personal- es importante “redimir las desarmonías en la intersección que defino como Vp5 y que puede ser una gran aliada en el camino de la evolución personal

¡Mucha Luz para tu camino!

Javier Durán


TIERRA: ELEMENTO CENTRAL EN EL CICLO DE LAS MUTACIONES.
Septiembre de 2015.

Comienzo a escribir este artículo cuando está finalizando una estación de la que poco se habla y que es central en el ciclo de las mutaciones según la antigua tradición china. Se define igual que el elemento con el que se la relaciona: Tierra. Tierra como centro de vida y de la nutrición humana, abarca entre el final del verano y los inicios del otoño, o periodo de recolección. Aunque este elemento se da en los días finales de cada estación, es muy perceptible al final del verano y más extenso, ya que invade los primeros días del Otoño hasta que finaliza el popular "veranillo del membrillo" y comienzan a prevalecer las hojas anaranjadas y los árboles deshojados. Tierra, como estación, es el tránsito adaptativo entre Yang-Calor y Yin-Frío; nos prepara para vivir un Otoño estable y fructífero en su propósito de llegar al punto más profundo en el que gestar un nuevo ciclo de vida que se inicia en el invierno.
Quedan pocos días para que finalice. Y en éstos te invito a que:
OBSERVES COMO DIGIERES los alimentos y las experiencias. Si hay problemas digestivos es un momento importante para tomar medidas al respecto, e investigar si su procedencia es fisiológica o emocional.
MEDITES sobre como gestionas las cosas que más te preocupan, contemplándolas con serenidad y siendo consciente de si algunas te producen ansiedad o/y cierta obsesión. Contempla cuales son tus intenciones y tus decisiones sobre esos asuntos que más te desajustan y pide ayuda si fuera necesario.
INCORPORA EN TU DIETA HABITUAL los alimentos ecológicos recientemente recolectados lo más cerca posible de tu comarca.
Además consume Centeno y Mijo como los cereales más frecuentes durante estos días.
Hazte infusiones de Malvavisco o de Malva, ambas facilitan el tránsito intestinal y la expulsión de mucosidades si lo necesitas, ya que el sistema respiratorio y el intestino grueso deben llegar al Otoño en las condiciones más óptimas que sea posible.
Y evita las harinas y azúcares refinados.

¡Mucha Luz para tu Camino!
Javier Durán